lunes, 2 de febrero de 2009

Escudo de Armas de Los Ángeles


En campo de plata, un toro de gules, símbolo de la brabura de los antiguos pobladores de la Isla de la Laja.

Sobre y bajo el toro, tres ondas de azur que representan los ríos de la región. En jefe, seis rayos convergentes de gules representan la energía eléctrica de la zona.

Bordura de azur, cargada con ocho águilas de plata 3 en jefe, 2 en plancos y 3 en barba.

Timbrado, con una corona, de oro, de ocho torres de las cuales cuatro van a la vista.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Realemnte es una VERGUENZA!!! ver el estado de Fuerte de San carlos de Purén, no me explico como puede existir una falta de interés total, y más que nada de cariño a lo "poco y nada" que tenemos como cultura, estuve en ese lugar cuando era niño, y hoy a más de treinta y tantos años de ello, veo la misma postal, y la única preocupación es el mezquino interés própio y egoista que da las bases de esto que llamamos amor a lo nuestro, nuestra cultura, al pasado, al patrimonio de todos, lo que somos y en lo que nos hemos convertido.

Una pena muy grande, verguenza total, ¿nadie se hace cargo?, Alcaldes, Gobierno Regional, tan poco les intereza el pasado?, de donde vienen?.

¿Realmente nos queremos y respetamos?, realmente nos intereza que nos conozcan, que vean quienes somos?, todos, ustedes y yo, somos el resultado del pasado y si no lo cuidamos, ¿para que preocuparnos por el futuro?.

Nuestro Bio Bío.cl Tierra de Encuentros dijo...

Hola Rodrigo

Ciertamente el estado de conservación, si se le puede llamar así, es deplorable. He visitado en dos ocasiones el Fuerte, lo que queda de él. La primera como turista para darme cuenta el valor de esa parte de la historia y su significancia para la historia de Chile, es impresionante el solo hecho de estar frente al Río Bio Bío y tratar de comprender el concepto de "Guerra defensiva" y la línea de fuertes que se estableció.

La segunda para darme una idea de saber qué es lo que se puede hacer, en particular porque sería un gran aliento para la comunidad de San Carlos de Puerén.

Pero la realidad es que el Fuerte es propiedad privada, de un descendiente de alemanes yq ue la tiene a la venta, incluso me mostraron una página web en alemania de avisos clasificados donde la vende con el título de "Fuerte histórico". Pero como propiedad privada el Estado no puede invertir, la municipalidad de Los Ángeles no lo desea comprar, al precio que pide el propietario, y el mismo para sacarle provecho, en una ocasión, la ha arrendado a agricultores y como le pasaron máquina peor fue quedando.

No tiene cercos, la comunidad no lo ve como herramienta turística y simple y llanamente el problema pasa por ser de privados, pero es monumento histórico y eso restringe las posibilidades de acción al privado, quien no tiene plata para invertir en él ya que, con justa medida, el Estado debe invertir para recuperarlo.

Lo vende a un precio exageradamente ridículo y eso deja de lado posibles opciones de desarrollo para la comunidad.

Esto es parte de lo que hay que aguantar cuando la cultura queda en conflicto con los privados.